Un viaje por las Frutas Tropicales

frutas-exóticas-tropicales

Si bien es cierto que viajar al trópico nos permite disfrutar de una naturaleza y clima espectaculares, el encuentro con sus frutas, nos adentra en un mundo lleno de exquisitos sabores y beneficios para la salud.

Un viaje turístico al trópico estará lleno de playas, monumentos históricos, fiestas, cultura, calor humano y mucha naturaleza,  pero también sumergirá a los viajeros en un paraíso de frutas tropicales y exóticas que además de deleitar por su sabor, brindan beneficios para la salud.

Si tenemos en cuenta, que durante un viaje a estas zonas, uno de los principales problemas de salud a los que se enfrentan las personas son las diarreas del viajero, ante las cuales se recomienda una hidratación adecuada y el consumo de alimentos naturales en buen estado y limpios, entonces comprenderemos la utilidad tan grande que tienen las frutas tropicales.

Sin embargo, sus beneficios para la salud van mucho más allá de ayudar en estas situaciones de emergencia o ser utilizadas en la preparación de exquisitos cocteles o ponches. Cada una de ellas presenta un alto contenido vitamínico, principalmente de vitamina C y provitamina A, así como calcio, hierro, potasio y magnesio, que las convierten en una opción veraniega muy saludable.

frutas-tropicales
frutas tropicales y exóticas

En cuanto a las vitaminas que contienen las frutas exóticas, son una fuente de salud que ayuda a prevenir algunas enfermedades.  Por ejemplo, la vitamina A además de ser antioxidante, proporciona una correcta visión, un buen estado de la piel, el cabello y huesos, así como un funcionamiento adecuado del sistema inmunológico.

En el caso de la vitamina C, favorece la absorción del hierro consumido en los alimentos e interviene en la formación de colágeno, de huesos, dientes y glóbulos rojos. Su consumo habitual está relacionado con una mayor resistencia del organismo a las infecciones. Dentro de las frutas tropicales que mayor cantidad de vitamina C presentan están los cítricos, como el limón, mandarina o naranja.

Por su parte, la vitamina E, que se puede encontrar por ejemplo en el aguacate, es conocida como “la vitamina de la juventud” por su poder antioxidante y porque evita el envejecimiento celular provocado por la oxidación.

El mango, por su riqueza en ácidos y vitamina A, es una fruta antioxidante que ayuda a rebajar los niveles de colesterol e hipertensión, mejora la salud de la vista, el buen funcionamiento del corazón, el sistema nervioso, la piel y el cabello, entre otras propiedades.

La guanábana, posee propiedades antioxidantes característica, fundamental en la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares, neurológicas y cancerígenas. Es conocida por su uso en la elaboración de jugos, néctares, conservas, jarabe, helados, compotas, dulces, sorbetes y concentrados.

La fruta bomba, inhibe la función precancerosa y el crecimiento de tumores cancerosos.

La piña, conocida por su amplia preparación en cocteles, es digestiva, refrescante, depuradora, laxante y mineralizadora. También contiene ácido málico, cítrico y en menor proporción yodo, hierro, cobre, manganeso y es rica en vitaminas A, B1 y B2. Recomendada para los enfermos de trastornos digestivos, y para las enfermedades de la boca, faringe y laringe.

La guayaba, presenta un contenido elevado en licopeno, que posee propiedades antioxidantes, incluso mayores a las de la vitamina A y E.  El consumo de frutas tropicales que contengan altos niveles de licopeno se asocia a la prevención del cáncer, especialmente al de próstata.

Beneficios de las frutas tropicales:

  • Son dulces, sabrosas, tienen pocas calorías y prácticamente nada de grasas saturadas (aquellas más perjudiciales para el organismo), por lo que son un buen capricho cuando te entre tu vena más golosa.
  • Las frutas nos aportan agua, vitaminas, minerales, fibra y diferentes compuestos beneficiosos para el organismo. Son ideales en verano porque quitan la sed, siendo muy refrescantes. Evitan la deshidratación.
  • Las frutas nos producen sensación de saciedad al contener fibra, así evitarás estar picoteando comida todo el día. Además, su fibra nos ayuda a regular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.
  • Son muy ricas en antioxidantes, sobretodo en flavonoides, licopeno y carotenos, que previenen el envejecimiento prematuro de las células, dándote una piel más limpia, joven, suave y sana y mayor calidad de vida.
  • Debido a sus colores tan llamativos estimulan el apetito.
  • Disminuyen los niveles de colesterol alto.
  • Previene la inflamación de la próstata.
  • Favorecen la digestión.
  • Evitan la gastritis y la aparición de gases.
  • Consumidas a diario, las frutas nos ayudan a prevenir distintas enfermedades como problemas cardiovasculares, trastornos digestivos, algunos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas, además de colaborar en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad.
Dr. MsC. J. C. Ginarte

Autor: Dr. MsC. J. C. Ginarte

Esto es una prueba

Leave Your Comment