¿Comer en la oficina?

comer en la oficina

Hoy día es muy común escuchar una queja generalizada en las oficinas acerca de lo reducido que resulta el horario de comida, el cual nos obliga prácticamente a comer en la oficina, sobre la marcha o encima de las computadoras.

Al analizar por qué sucede esto, nos damos cuenta que nos hemos convertido en una sociedad obsesionada con el trabajo y muchas veces rechazamos la idea de tomarnos un descanso para alimentarnos, lo cual es necesario para obtener las calorías y energías que necesitan nuestras mentes para que funcionen a máxima capacidad.

La forma en que pasas las primeras y últimas horas en la oficina puede tener un efecto significativo en tu nivel de productividad. Como resultado, lo que haces durante la hora del almuerzo puede resultar crucial y no debes dejarlo pasar por alto. Tomar un descanso al mediodía durante el cual reposar y recuperar energías no sólo te puede hacer un mejor empleado, sino también una persona más sana y más feliz.

Debes tener una estrategia para tu hora de la comida, tal y como la tienes para el resto del día, por eso a continuación te ofrecemos una serie de tips, que te ayudaran en este sentido:

Tips para comer en la oficina

  • Generalmente comer fuera de casa genera cierto estrés y descontrol, ya que los platos son siempre elaborados con muchas calorías, con más cantidad de sal, y con ingredientes diversos. Por este motivo y para ahorrar, es recomendable llevar el alimento desde casa.
  • Preocúpate de que tu comida sea carne con poca grasa, muchos vegetales, pasta, etc. Cosas sencillas sin mucha elaboración y sobre todo que no dejen la oficina con olor, como ocurre cuándo se calientan estofados, asados, etc.
  • Las empresas deben entonces, poner a la disposición de sus empleados lugares apropiados para que ellos puedan calentar sus comidas en microondas, o mantenerlas frescas en neveras, Además de sillas y mesas a fin de que coman con comodidad.
  • No comas rápido y mastica todo bien. Mientras haces eso, produces enzimas digestivas.
  • Cuándo comas, no hagas otra cosa. es preferible que dediques aunque sean 30 minutos a la comida.
  • Si te gusta comer postre, lo mejor siempre es la fruta fresca y si puedes elegir comer piña, mejor. Te da energía, y te aporta muchos beneficios.
  • Mantén siempre una botella de agua cerca. Estar bebiendo de forma seguida durante el día ayuda a estar más concentrado y sobre todo, evita que puedas confundir la sed con el hambre.
  • No abuses del café. Son preferibles las infusiones. El café te altera el sueño y provoca estrés y las dos cosas son malas para la salud.
  • Si eres de las personas que gustan del pan, come el pan integral.
  • La comida es un momento excelente para seguir construyendo relaciones con los demás si puede coincidirse con ellos en ese horario y así ponerse al día.
  • Por último, disfruta la comida. La hora de comida debe ser para comer.
Dr. MsC. J. C. Ginarte

Autor: Dr. MsC. J. C. Ginarte

Esto es una prueba

Leave Your Comment