Recorrer París… ¿en el Metro?

El metro de París

El metro de París, la mejor opción de transporte para tramos largos, el favorito de visitantes y locales.

Con sus 19 líneas, más de 300 estaciones y más de 200 kilómetros de vías, el metro de París es el segundo sistema de trenes subterráneos más grande de Europa (después de Londres).

En una ciudad tan compacta como París, un sistema de estas proporciones significa que la distancia que hay entre las estaciones normalmente no es mayor a 500 metros.

El Metro de París, uno de los más antiguo

El sistema del Metro de París tiene 117 años de servicio (inició operaciones en 1900).

A pesar de ser uno de los más antiguos, se ha mantenido moderno y es uno de los mejores sistemas de trenes subterráneos del mundo, considerando su modernidad, limpieza, frecuencia de trenes, poca criminalidad y eficiencia.

Charles de Gaulle

Volviendo ahora al aeropuerto Charles de Gaulle, con lo que iniciamos esta conversación, la imbricación con el metro de Paris es precisamente que en hay una estación en los pisos inferiores de la terminal aérea, una “primera estación” para los visitantes y desde donde se puede iniciar un amplio recorrido por toda la ciudad.

Hay varias tarifas dependiendo de los recorridos o las líneas que, como en otros muchos sistemas de transporte subterráneo del mundo, están identificadas con números y colores. Esto es importante porque si, por ejemplo, quieres ir directamente desde la estación del aeropuerto hasta el punto más icónico de la ciudad -la Torre Eiffel-, tienes que tomar la línea 12 (Roja) hasta la estación de Notre Dame y allí tomar la 6 (Amarilla) para llegar al destino escogido.

La mejor opción, al menos en mi modesto criterio, es adquirir un pasaje múltiple que le permite al pasajero subir y bajar de todos los trenes desde cualquier estación, y hacer cuantas combinaciones prefiera en un plazo de 24 horas. El precio de ese ticket único para todo el día es de 22 euros y se puede adquirir en la propia estación del aeropuerto.

Listos para abordar

Sabiendo esos pequeños detalles, ya estás listo para abordar tu tren, sentarte cómodamente y disfrutar de un viaje que, en muchos tramos, transita por encima de la superficie o sobre estructuras elevadas, dejándote apreciar de cerca lugares emblemáticos, como el Parc des Princes o Parque de los Príncipes, el estadio de fútbol donde juega el conocido equipo Paris Saint-Germain.

Ese es también el caso de la línea 6 del metro que cubre el tramo semicircular entre el aeropuerto Charles de Gaulle y las estaciones de Étoile y Nation, y otro tanto ocurre con la 14 y la 10. El denominador común entre estas y otras líneas del metro de París es que permiten al visitante hacer un primer recorrido inicial de una ciudad deslumbrante de historia, cultura y belleza arquitectónica.

Pero es mejor dejar que las imágenes cuenten el resto de la historia, que muestren lo mucho (y falta más, mucho más) que se puede apreciar desde el metro de París.

Jorge Coromina

Autor: Jorge Coromina

Apasionado a la fotografía, la música Rock y la naturaleza.

Jorge Coromina

Apasionado a la fotografía, la música Rock y la naturaleza.

Leave Your Comment