Washington D.C.

lago-bote-personas

Erigida a orillas del Río Potomac hace más de 200 años, la capital de Estados Unidos de América es una ciudad de categoría mundial, un emporio de cultura y naturaleza. Washington D.C. es, por tanto, mucho más que la sede de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial a nivel federal.

Washington D.C.

Ofrece a quienes la visitan una amplia gama de posibilidades turísticas que van desde lo cultural y lo histórico hasta la naturaleza, la arquitectura y la gastronomía.

El turismo adquiere matices relevantes en Washington D.C. El lugar más icónico y uno de los más visitados es sin dudas la Casa Blanca, situada a un extremo de la Avenida Pennsylvania, y desde donde se puede divisar, justo al otro extremo de esa amplia y concurrida calle, el Capitolio, otro de los sitios más visitados y fotografiados.

Pero además de la Casa Blanca y el Capitolio, cualquier visita a Washington D.C. se complementa con paradas imprescindibles en lugares de interés histórico y cultural, como el Lincoln Memorial, el Monumento a George Washington y el Barrio Chino, famoso por su extensión y cantidad de establecimientos comerciales.

Sin embargo, es la coincidencia de atracciones culturales y naturales lo que quizás más destaque en Washington D.C.

Por haber nacido como una urbe planificada en medio de un enorme bosque, en los terrenos cedidos por los estados colindantes de Maryland y Virginia para la creación de la capital después de la independencia alcanzada en 1776, en la ciudad abundan los sitios para la observación de aves y los parques naturales, como el Anacostia, el Arboretum Nacional, el parque Rock Creek, el Parque Zoológico Nacional Smithsoniano, la Isla Theodore Roosevelt y el Canal Chesapeake.

Edificación del Smithsonian en Washington D.C.
Smithsonian, Museo Nacional de Historia y Cultura Afro-Americana

Los museos smithsonianos

El centro de Washington D.C. está dominado por el Edificio del Instituto Smithsoniano, conocido comúnmente como “El Castillo”. Este punto de información fundamental constituye un lugar perfecto de reunión.

Muchos de los museos están situados en el National Mall, con fácil acceso entre ellos a través del metro. De hecho, el Instituto Smithsoniano cuenta con su propia parada de metro en las líneas Naranja y Azul.

El conjunto de los centros del Instituto Smithsoniano constituye un auténtico tesoro cultural para cualquier visitante.

El Museo Nacional del Aire – Espacio y el Museo Nacional de Historia Natural son, sin lugar a dudas, dos de los centros culturales de mayor concurrencia en la ciudad. El Museo de Historia Americana, con su gran variedad de objetos y documentos de la herencia cultural estadounidense, garantiza un viaje por los principales acontecimientos históricos de la nación norteamericana.

¿Y qué le parecería visitar un recinto dedicado enteramente a la historia del espionaje y su papel en el mundo contemporáneo? Pues para quienes esta pregunta suscite curiosidad, Washington cuenta con el Museo del Espionaje Internacional, una entidad privada de 1 900 m2, ubicada en el barrio de Penn Quarter, con una muestra permanente de más de 750 objetos, además de exposiciones fotográficas, pantallas interactivas y proyección de videos.

Para quienes prefieren el turismo cultural, la Galería Sackler contiene muestras de arte oriental. El Museo y Jardín de Esculturas Hirshhorn reverbera las mentes más creativas, mientras que la Galería Renwick, recientemente renovada y situada a solo unos pasos de la Casa Blanca, revela lo mejor del arte contemporáneo. El Museo de Arte Africano incluye arte tradicional y contemporáneo de todo el continente negro, así como una colección de más de 500 reliquias africanas.

H Street

Restaurantes, eventos, tiendas, bares, arte y mucho más depara H Street. Aunque el barrio ha sido conocido tradicionalmente por su vida nocturna, en la actualidad se pueden hacer muchas cosas durante el día.

La gastronomía de la ciudad, tan cosmopolita como casi todas las grandes urbes norteamericanas, es uno de los atractivos principales de H Street. Micho’s Lebanese Grill (comida libanesa y árabe en general); Ben’s Chili Bowl, famoso por sus deliciosas hamburguesas, así como Boundary Road y RedRocks, permiten cubrir una amplia gama de gustos y preferencias culinarias. Otra sugerencia casi obligada es la visita a restaurantes como Ethiopic, Toki Underground y Sticky Rice.

Aunque alejada de las ofertas turísticas y la derrama económica que exhiben ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Miami y Chicago, la capital de la unión norteamericana acoge un turismo más sosegado y cultural que bien merece una parada.

Galería Washington D.C.

Autor: Jorge Coromina

Leave Your Comment