Holguín, una ciudad llena de encantos

holguin-iglesia

Raíces Holguineras

A Holguín llegaron mis bisabuelos españoles –los abuelos de mi madre- para establecerse y hacer fortuna.Se trajeron a los hijos nacidos en España y en Cuba, vieron la luz otros. Luego nacieron los nietos y uno de ellos, fue mi madre.

Así Holguín se convirtió en el lugar de mis vacaciones, luego de terminar cada curso escolar. De niña permanecía en el campo, me bañaba en ríos, trepaba árboles, cuidaba animales… Ya adulta me dediqué a descubrir esta provincia maravillosa.

A un kilómetro de la Bahía de Gibara vive una parte de mi familia holguinera, en un pueblito llamado El Caliche, perteneciente al municipio Rafael Freyre. Gibara fue mi primera excursión por cuenta propia. Aún no era la sede del Festival Internacional de Cine, cuando ya yo me montaba en una lanchita, cruzaba la bahía, y llegaba a la Villa Blanca – como también se le conoce- para recorrer sus calles, conocer sus museos y descubrir su historia.

Holguín una ciudad llena de encantos

Llegué hasta el Cuartelón, construcción iniciada por los españoles y nunca concluida, desde donde aprecié un bello paisaje de la ciudad.

Visité la Batería de Fernando VII, primera edificación de la Villa, erigida en el 1817 para defenderla de los ataques de corsarios y piratas, del comercio ilícito y del contrabando de esclavos. Convertida hoy en un centro cultural del holding cubano Artex S.A.,posee un Museo del Tabaco y variadas ofertas gastronómicas.

Marcado con el número 19 de la calle Independencia,encontré el Museo Municipal de Historia, conformado por salas que exponen muestras arqueológicas, el desarrollo azucarero durante la colonia, las luchas mambisas, ejemplares del primer periódico de Gibara “El Porvenir”, documentos y objetos relacionados con el IV Frente Oriental Simón Bolívar y aspectos de la etapa revolucionaria.

Descubrí también los museos de Ambiente Colonial y de Historia Natural Joaquín Fernández de la Vara Pí. El primero atesora preciosos elementos de la arquitectura colonial, que reflejan el vigor económico que caracterizó a esta villa en el siglo XIX y el segundo,una gran parte de la colección del doctor y taxidermista Fernández de la Vara. En ella se destacan, 36 especies de cangrejos que existen en la zona y el esqueleto de una ballena de Joroba que recaló en la playa Los Bajos el 7 de enero de 1978.

Gibara es realmente uno de los poblados más pintorescos de Holguín, y -me atrevo a asegurar- de Cuba. Pero mis expediciones por esta provincia del oriente cubano, no terminan ahí.

Holguín es reconocida también por sus riquezas arqueológicas de épocas precolombinas, lo que la ubica como punto de referencia para el estudio de las culturas aborígenes en Las Antillas. Es por esta razón que no podía dejar de visitar El Chorro de Maíta, cementerio arqueológico considerado el mayor recinto funerario aborigen encontrando en Las Antillas. A pocos kilómetros de allí se encuentra el poblado de Banes, que si bien no lo pude visitar, no quiero dejar de comentar que es considerado la capital aborigen de Cuba y en él se encuentra el más importante museo indo-cubano de la isla.

Holguín_ciudad_mar
Holguín vista de la ciudad y el mar

La privilegiada geografía costera de esta provincia, bañada por el Océano Atlántico, de abundantes bahías y caletas, y playas notables como Pesquero Viejo, Guardalavaca, Esmeralda, Pesquero Nuevo y Don Lino, es otro de los orgullos de Holguín. Si bien he tenido el privilegio de sumergirme en las aguas de todas las playas mencionadas, quiero hacer un alto en Don Lino. Ubicada cerca de Cayo Bariay, se le conoce como la pequeña gran playa por la calidad de su arena y su corta extensión.

Pero los atractivos de la tierra de mis bisabuelos y abuelos maternos no se agotan… La Ciudad de los Parques, como los holguineros llaman a la capital de su provincia, debido a la proliferación de estos espacios,alberga un sinnúmero de casas de alto valor patrimonial convertidas hoy en museos: Museo Provincial de Historia, Museo Casa Natal del Mayor General Calixto García Iñiguez, Museo de Historia Natural Carlos de la Torre.

Es imposible despedirse de Holguín sin antes ascender La Loma de la Cruz. La he subido en 6 ocasiones, pero ninguna fue tan emocionante como cuando lo hice acompañada de mi hijo. En aquel momento era solo un bebé de 2 años, y cual si cumpliera una promesa, lo cargué y subí los 458 peldaños de la escalera que se construyó para facilitar el acceso, con la única intención de que él disfrutara de ese mirador maravilloso  donde impera el silencio.

Pero la visita de noche, es aún más interesante. Aunque debe hacerse en auto por el horario, al llegar a la cima se devela ante nosotros una ciudad llena de luces, que nos permiten ser testigos de un orden y una facilidad para orientarse que resultan notables, gracias a los ingenieros que, en 1752, concibieron el trazado urbano, tomando como punto de observación La Loma de la Cruz.

Holguín es esa tierra a la que siempre regresaré,  no solo porque es parte de mi historia y de mis orígenes, sino porque existen encantos que aún me faltan por descubrir…

Si quieres saber más sobre Holguín sigue este Link

Puede saber sobre las provincias orientales aquí puede saber más.

 

Lic. Yisel Marrero Ortega

Autor: Lic. Yisel Marrero Ortega

Natural del Municipio Especial Isla de la Juventud, se graduó en el 2005 de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad de La Habana. Desde entonces se ha desempeñado como especialista en distintas disciplinas de la comunicación empresarial. Amante de la naturaleza, de la historia, de la arquitectura y de actividades como el senderismo y el escalamiento, en la actualidad se dessempeña como especialista en comunicación en la casa matriz de Artex S.A, holding cubano que se dedica a la promoción y comercialización del arte cubano.

Lic. Yisel Marrero Ortega

Natural del Municipio Especial Isla de la Juventud, se graduó en el 2005 de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad de La Habana. Desde entonces se ha desempeñado como especialista en distintas disciplinas de la comunicación empresarial. Amante de la naturaleza, de la historia, de la arquitectura y de actividades como el senderismo y el escalamiento, en la actualidad se dessempeña como especialista en comunicación en la casa matriz de Artex S.A, holding cubano que se dedica a la promoción y comercialización del arte cubano.

Leave Your Comment