El Pico Turquino, memorias de un viaje

Turquino-Cuba

El Turquino: La cima más alta de Cuba

 Admirar y disfrutar de la naturaleza es una de las actividades que más me satisface. Por suerte tengo el privilegio de haber nacido y de vivir en una isla con una flora y fauna extraordinarias.

Muchos la consideran un verdadero paraíso tropical e imaginarla únicamente con hermosas playas de arenas blancas y de aguas cristalinas, es un error.

Cuba es la mayor isla caribeña con una riqueza paisajística que muchos desconocen y que yo he tenido la oportunidad de descubrir a partir de la práctica del excursionismo.

Después de haber escalado Caballete de Casas, elevación ubicada en la zona del Escambray, en la provincia de Sancti Spíritus y el Pan de Guajaibón, en la Sierra del Rosario, en la provincia de Pinar del Río, se imponía el escalamiento de una elevación que se alza a 1974 metros sobre el nivel del mar y en cuyos alrededores se desempeñaron trascendentales pasajes de la guerra revolucionaria cubana: el Pico Turquino, ubicado en la Sierra Maestra, la mayor cordillera de Cuba.

A la cima de esta elevación se puede llegar desde el territorio de la provincia de Santiago de Cuba – considerado el más difícil-, y por la provincia de Granma. Por cuestiones de logística y no por miedo a las dificultades, lo hice por Granma.

Parque Nacional Turquino
Parque Nacional Turquino

Comienza la aventura

Desde el campismo La Sierrita un camión nos condujo hasta el Parque Nacional Turquino. En el Centro de Visitantes contratamos un guía y junto a él emprendimos la marcha hasta el Alto del Naranjo.

A partir de ahí es donde comienza la aventura.  Debes respirar profundo y ajustarte el pantalón porque se inicia una la larga caminata de 8 kilómetros hasta el Campamento Aguada de Joaquín.

Antes de comenzar el trayecto, aprovechamos y visitamos la Comandancia del Ejército Rebelde en La Plata, hoy convertida en Museo, para lo que tuvimos que andar un camino de 6 Km., de ida y vuelta.

Ya de regreso al Alto del Naranjo emprendimos el ascenso. Vimos desde lejos la Comunidad Ecológica La Platica. Entre sorbitos de agua, caramelos, y chistes fuimos, unos adelante, otros en la retaguardia, venciendo el largo y difícil camino, en el que alternan las elevaciones, con zonas llanas.

A las cinco llegamos al Campamento. Agotados hasta los huesos bebimos agua en abundancia y nos dejamos caer en el fresco césped del Campamento Aguada de Joaquín, para descansar. Cenamos y a pesar de las temperaturas elevadas, logramos conciliar el sueño.

Al día siguiente, luego de desayunar, emprendimos nuevamente la marcha. Íbamos llenos de abrigos, pero con el corazón y el espíritu calientes. Más no fue eso lo que nos hizo quitarnos los atuendos invernales, sino una elevación de 900 metros de altura que iniciaba el camino hacia la cima.

Después de vencer el primer kilómetro, el trayecto se hizo más sencillo y en ocasiones ni siquiera tuvimos la necesidad de parar para descansar, aunque sí lo hicimos para admirar el maravilloso paisaje que nos devela la Sierra Maestra, conformado por nubes, montañas, mucho verde y rocas. Era imposible no extasiarnos con aquel paisaje sublime.

A las diez de la mañana llegamos a la cima. Nuestra meta estaba cumplida y la satisfacción de alcanzarla era enorme e incomparable. Necesitábamos gritar y gritamos que nos sentíamos los mejores, los más grandes, porque no todos los días se tiene el honor de estar en la cima más alta de Cuba.

Pico Turquino
Pico Turquino

Tips para llegar en una sola pieza al Pico Turquino:

  • Trata de haber ejercitado un poco tus piernas semanas antes de comenzar el trayecto.
  • Ropa cómoda: pantalones de tela o leggins, pulóver y botas (o tenis fuertes), nada más es necesario.
  • Lo imprescindible en la mochila: Una muda de ropa, un abrigo, una sábana y artículos de higiene personal.
  • Caramelos, galletas y agua: Azúcar y carbohidratos son la clave para conservar y generar energías, el agua es necesaria para no deshidratarnos, aunque es recomendable dejarla sólo para los descansos.
  • Respirar con la boca cerrada: Los guías aseguran que inhalar exclusivamente por la nariz y sincronizar la respiración con el ritmo de la caminata permite avanzar más rápido y evita dolores en la zona torácica.
  • Caminar en zigzag: El primer tramo de carretera es muy inclinado, los habitantes de la zona aminoran un poco el obstáculo caminando en zigzag, esto permite alargar un poco el paso y alivianar la flexión de las piernas.
  • A los poco minutos vas a pensar que no puedes continuar. Sí puedes.
  • Disfrutar del paisaje hace más ameno el trayecto: Toparse con un Tocororo, un Pájaro Carpintero u otra especie de la exuberante fauna cubana, así como el espectáculo de las nubes avanzando a tu costado, son elementos que te devolverán por momentos el aliento y el deseo de continuar hasta la cima.
Lic. Yisel Marrero Ortega

Autor: Lic. Yisel Marrero Ortega

Natural del Municipio Especial Isla de la Juventud, se graduó en el 2005 de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad de La Habana. Desde entonces se ha desempeñado como especialista en distintas disciplinas de la comunicación empresarial. Amante de la naturaleza, de la historia, de la arquitectura y de actividades como el senderismo y el escalamiento, en la actualidad se dessempeña como especialista en comunicación en la casa matriz de Artex S.A, holding cubano que se dedica a la promoción y comercialización del arte cubano.

Lic. Yisel Marrero Ortega

Natural del Municipio Especial Isla de la Juventud, se graduó en el 2005 de la Licenciatura en Comunicación Social de la Universidad de La Habana. Desde entonces se ha desempeñado como especialista en distintas disciplinas de la comunicación empresarial. Amante de la naturaleza, de la historia, de la arquitectura y de actividades como el senderismo y el escalamiento, en la actualidad se dessempeña como especialista en comunicación en la casa matriz de Artex S.A, holding cubano que se dedica a la promoción y comercialización del arte cubano.

Leave Your Comment