Almendrones: Museo sobre ruedas en Cuba

Almendrones en Cuba

Almendrones: La gran mayoría de estos autos son anteriores a la década 60 y suelen ser vehículos americanos de marcas reconocidas como:  Dodge, Chevrolet, Plymouth, Ford y Packard.

La Habana, declarada hace apenas dos años Ciudad Maravilla por la UNESCO –distinción que comparte con tan solo media docena de urbes más- está llena de atractivos turísticos, culturales, históricos y patrimoniales.

Cualquier visitante queda realmente admirado ante su sistema de fortificaciones coloniales, sus plazas, su centro histórico –también declarado Patrimonio de la Humanidad por la propia UNESCO desde el año 1982- y sus amplias posibilidades para degustar lo más auténtico de la cocina cubana.

Pero hay más; de hecho, mucho más. Para nadie es un secreto que una de las singularidades de la capital cubana es el hecho de contar con el mayor parque de autos –en pleno funcionamiento- con fecha de fabricación anterior a 1959.

Las razones que dieron lugar a esta particularidad son bien conocidas. Cuba fue, antes de 1959, uno de los principales importadores de autos de fabricación norteamericana. De hecho, era la “pista” de elección para rodar los últimos modelos.

El bloqueo que desde hace más de 50 años ha mantenido Estados Unidos contra Cuba ha impedido la renovación de esos autos, de manera que los modelos que se fabricaron antes del triunfo de la Revolución de 1959 quedaron atrapados en el tiempo.

La invención, innovación e ingenio de los cubanos los han mantenidos “rodando” por las calles hasta nuestros días, como monumentos a la perseverancia frente a la adversidad, y para el disfrute y deleite de quienes nos visitan.

Podemos llamarlos clásico o antiguos, viejos o “almendrones” (término acuñado por los cubanos y con el que popularmente se conoce a estas joyas rodantes).

Lo cierto es que hoy son una de las mayores atracciones de la isla, en especial de La Habana, y que los turistas provenientes de todas partes del mundo añoran abordar para recorrer los puntos más emblemáticos de la ciudad, e incluso hacer viajes interprovinciales en ellos hacia otros destinos del país.

Las imágenes que les proponemos a continuación hablan por sí solas. Seguir escribiendo sobre el tema pudiera ser interesante, pero no aportaría mucho a las más de mil palabras que cada una de estas fotos pueden transmitir.

Los Almendrones en La Habana

Jorge Coromina

Autor: Jorge Coromina

Apasionado a la fotografía, la música Rock y la naturaleza.

Jorge Coromina

Apasionado a la fotografía, la música Rock y la naturaleza.

Leave Your Comment