Colonia Tovar, acento alemán en Venezuela

Colonia-Tovar-Portada

El propósito inicial de poblar Venezuela con inmigrantes en el lejano 1843 es hoy, 176 años después, uno de los atractivos turísticos más visitados de la nación sudamericana: la Colonia Tovar.

Más de un centenar de personas provenientes de Alemania se sumaron al proyecto presentado por el eminente y reconocido científico y coterráneo suyo Alexander Von Humboldt, así lo recogen los materiales históricos consultados.

Por su parte, los pobladores actuales explican al visitante que esa zona montañosa ubicada a 60 kilómetros de Caracas, con el clima templado y unos dos mil metros de altura fue la escogida para desarrollar la Colonia. La misma fue nombrada en honor al venezolano dueño de los terrenos Manuel Felipe Tovar, miembro de una de las familias más ricas del país.

Las actividades agrícolas, la mano de obra barata y la imperiosa necesidad de reconstruir una nación fomentaron las comunidades de inmigrantes, fundamentalmente europeos, en varios países de la región como Brasil.

En el caso venezolano, es sumamente curioso cómo casi dos siglos después los habitantes de esta peculiar colonia mantienen costumbres, hábitos culinarios e, incluso, el idioma alemán.

Famosos festivales

Sus calles mantienen réplicas casi exactas de relojes, artesanía, establecimientos, vestimenta de ciudades europeas. Las casas de madera con tejados de punta, la catedral -Patrimonio Cultural de la Nación- y hasta los famosos festivales de cerveza como el Oktoberfest, forman parte también del enclave.

Se estima que en la actualidad más de 15 mil personas habitan en la Colonia Tovar, los que junto a visitantes curiosos mantienen en pie sus tradiciones e invitan a recorrer un lugar que combina atracción, tradición y majestuosidad.

Los “alemanes colonieros”, como se les conoce a los pobladores de la zona, se dedican al turismo y al cultivo de la fresa y productos agrícolas.

La Cerveza de la Colonia Tovar

Los visitantes disfrutan no solo de exquisitas cervezas artesanales, embutidos alemanes o la muy demanda crema con fresa, sino también de mermeladas y mercados donde puede comprar mercancía típica de la Colonia.

Esta comunidad enclavada en Venezuela impulsó el turismo, defendió las tradiciones, dio espacio a los migrantes europeos, y hoy es un fenómeno cultural de gran reconocimiento.

Los alemanes de Tovar, y los otros que andan dispersos por otros países de la región, han contribuido a formar peculiares asentamientos europeos.

Autor: Editor

Leave Your Comment