Granada, tesoro histórico y natural de Nicaragua

granada-nicaragua-portada

La ciudad de Granada, construida hace 495 años a las orillas del Lago Cocibolca, guarda una parte importante de la historia y la riqueza natural de Nicaragua. Destino turístico por excelencia, ofrece al viajero un retrato de la Colonia y la posibilidad de disfrutar de los tesoros de este país centroamericano.

Bañada por las aguas del segundo lago más extenso de Latinoamérica, brinda la oportunidad de conocer el pasado de un pueblo empeñado en preservar sus costumbres y tradiciones. Al mismo tiempo, refleja la perseverancia de su gente, la lucha por conservar la tierra en que nacieron y la voluntad de ser hospitalarios siempre.

Ubicada a unos 47 kilómetros de Managua, Granada es considerada el asentamiento humano más antiguo establecido por los españoles en el continente americano sin variar su ubicación original. Sus edificaciones, parques, calles e iglesias son muestra de la combinación de un estilo colonial y neoclásico, conservado pese a ataques de piratas, luchas civiles, incendios y la intervención norteamericana.

Destruida en 1856 por el estadounidense William Walker, fue reconstruida y salvada de las cenizas en un importante proceso de restauración que rescató sus principales rasgos y su esencia.El Convento de San Francisco, el parque Colón o Central, la Catedral y el Palacio Episcopal son joyas de incuestionable valor y han superado el paso del tiempo y del hombre.

Los coches que atraviesan la ciudad tirados por caballos son también un recordatorio de los inicios de la Nicaragua actual.

Ante los ojos de un extraño, Granada pudiera parecer detenida en el tiempo, pero no es un cuadro estático, sino una mezcla de tradición y modernidad.

Construida en perfecta armonía con la naturaleza, la ciudad permite desprenderse de la rapidez y el ruido que predominan en las pobladas urbes de hoy y es el espacio perfecto para quienes buscan serenidad y calma.

Cultura e historia

Su relevancia desde el punto de vista cultural e histórico, sus paseos y restaurantes, su ubicación a orillas del Lago Cocibolca, el volcán Mombacho y las Isletas, entre otros, le otorgan un encanto singular y atraen a numerosos turistas nacionales y extranjeros. Además, han servido de inspiración a cientos de escritores, investigadores y poetas.

Granada, orillas del Lago Cocibolca
Granada, orillas del Lago Cocibolca

El Cocibolca, de unos ocho mil kilómetros cuadrados, es el único espacio de agua dulce al que se han adaptado especies marinas como los tiburones, provenientes del océano Atlántico, los cuales llegan a través del río San Juan, con desembocadura en el mar Caribe.

El volcán Mombacho, de más de mil 300 metros de altura sobre el nivel del mar, se sitúa en el sur de Granada, en un área declarada reserva natural, la cual acoge a más de 450 especies de plantas y a alrededor de 180 de aves migratorias y residentes.

Dicho entorno, junto a su valor patrimonial, han convertido a la ciudad en uno de los principales destinos turísticos de Nicaragua y visitarla en una experiencia imprescindible para quien intenta conocer esta nación.

Declarada Patrimonio Histórico y Cultural de Nicaragua en 1995, es una de las ciudades coloniales más antiguas de este país y quienes la conocen afirman que conserva su encanto, pese al paso de los años.

Granada de Nicaragua

De igual nombre que la española, la Granada de Nicaragua es única por su estilo y su historia. Cuna y reflejo de la identidad nicaragüense, es resguardada con orgullo por sus habitantes, quienes se han encargado de preservar sus riquezas.

Más que un destino de gran atractivo para los foráneos, el que fuera uno de los principales centros urbanos y comerciales de la Colonia, constituye hoy un importante espacio de tradiciones, un paraíso natural y un oasis en medio de la prisa de los tiempos que corren.

Granada, Nicaragua
Granada, Nicaragua

 

Puede interesarle: Nicaragua, tierra de volcanes y encantos

 

Glenda Arcia

Autor: Glenda Arcia

Periodista. Amante de los viajes y la cultura en todas sus expresiones. Observadora curiosa y buscadora de historias.

Glenda Arcia

Periodista. Amante de los viajes y la cultura en todas sus expresiones. Observadora curiosa y buscadora de historias.

Leave Your Comment