La Muela del Diablo, un paraje mítico en Bolivia

La muela del diablo

Una formación rocosa a tres mil 825 metros sobre el nivel del mar con forma de muela es el lugar recomendado a los visitantes para hacer turismo de ruta en bicicleta, escalar y hasta pedirle matrimonio a la pareja. Se trata de la llamada “Muela del Diablo” que ofrece una hermosa vista panorámica de La Paz, en Bolivia.

Los habitantes del pueblo Chiaraque, a los pies de montaña, cuentan leyendas a los visitantes como que allí se libró una batalla entre ángeles y demonios ganada por los primeros. Narran que uno de los enviados del diablo perdió una muela en la reyerta y la misma se quedó ahí para siempre.

Muela del Diablo
Muela del Diablo

Cierto o no, lo indiscutible es que la Muela del Diablo es visible desde diversos puntos del sur de la ciudad boliviana y el lugar comparte el paraje de un país folclórico, enigmático y variopinto en sí mismo.

Son los mismos pobladores, casi todos de comunidades pobres, los que celebran en el Auqui Qollo -cerro viejo- cada Año Nuevo Aymara los 21 de junio.

Ahora bien, mitos aparte, la subida al punto culminante de la montaña no es nada fácil. Los caminos están conformados mayormente por barrancos, tierra muy resbaladiza y parajes sin habitantes por momentos. De hecho, los entendidos recomiendan subir de día, ya sea en bicicleta, caminando o en “movilidad” -microbuses de transportación urbana típicos de la capital boliviana-.

Sin embargo, la experiencia bien vale un potosí. Los atractivos y el misterio que rodean a la Muela del Diablo le valieron la declaración de “monumento y parque nacional” por un decreto de la Alcaldía paceña.

Mitos sobre la Muela del Diablo

Los mitos rondan estas montañas y van desde la existencia de duendes hasta la celebración de rituales satánicos en una de las partes traseras del lugar, adonde solo llegan escaladores expertos.

Muela del Diablo
Muela del Diablo

Otra peculiaridad de esta colina es que en la misma no crece la vegetación. Un punto a favor de los que defienden la tesis de su relación con cuestiones satánicas.

Autor: Editor

Leave Your Comment